Avances en el proceso de reordenación empresarial de Carbó Collbatallé

Nuevo paso adelante en el proceso de reordenación empresarial de Carbó Collbatallé con el depósito del proyecto de segregación empresarial que servirá para separar la actividad logística y la de gestión inmobiliaria del grupo.

Martes, 26/07/2022 por CdS

La operación contempla una eventual transmisión de cada una de las líneas de negocio.

Transportes J Carbó ha depositado a mediados de este mes de julio en el Registro Mercantil de Barcelona el proyecto de segregación empresarial del grupo Carbó Collbatallé, con lo que se da un paso más para la separación de las diversas ramas del conglomerado.

El pasado mes de junio, las juntas de Transportes J Carbó, Frigoríficos Collbatallé, Frigoríficos Collbatallé Madrid, Frigoríficos Collbatallé Valencia y Carbó Collbatallé dieron el visto bueno al proceso de reordenación empresarial para segregar diferentes áreas de negocio de todas estas compañías.

En este sentido, la operación comprende la segregación de la actividad de transporte y logística de productos alimenticios congelados y refrigerados destinados al consumo humano de Transportes J Carbó, Frigoríficos Collbatallé, Frigoríficos Collbatallé Madrid, Frigoríficos Collbatallé Valencia, para su traspaso a Carbó Collbatallé para que sea la que desarrolle esta actividad.

Esta segregación es la culminación de un proceso de reestructuración interna de dos áreas de negocio claramente diferenciadas, como son la relacionada con la actividad de transporte y logística de productos alimenticios congelados y refrigerados destinados al consumo humano, y la relacionada con la explotación del patrimonio inmobiliario.

De igual manera, el movimiento también comprende el 100% del capital social que tiene Transportes J Carbó de Transportes J Carbo Guijuelo.

Según el proyecto de la operación, el valor neto del patrominio objeto de la segregación es de 2.027.036 euros.

Con esta reorganización, el grupo empresarial persigue el objetivo de mejorar la gestión operativa de las diversas actividades, la unificación de la gestión de las actividades de transporte y logística, la asignación racional de riesgos y responsabilidades y la reducción de los costes derivados de aquéllas.

De igual manera, con esta nueva estructura se quiere dotar a la organización de mayor transparencia, claridad y control de las actividades, así como una mayor eficacia en la gestión de los dos negocios claramente diferenciados, además de facilitar una eventual transmisión de cada una de las líneas de negocio.