Arval, compañía de movilidad perteneciente al grupo BNP Paribas, ha puesto en marcha un plan específico de renting de vehículos comerciales para profesionales. El objetivo es mostrar las ventajas de esta modalidad, que puede favorecer el control presupuestario, al estar incluidos todos los gastos del coche en una única cuota mensual deducible fiscalmente.

De esta forma, en el marco de sus planes Evolution, nuevo concepto de renting donde se contemplan diferentes niveles de servicios en función de cada perfil profesional, motivaciones y uso del vehículo, lanza el Plan Professional.

Dentro de este plan también se incluye una cobertura posventa, con servicios ‘premium’ aplicados al vehículo comercial- Así, dispondrá de vehículo de sustitución de la misma categoría contratada, servicio de recogida y entrega en cualquier mantenimiento o posibilidad de elegir el taller al que llevar el vehículo, entre otros servicios.

Por otro lado, al facilitar el acceso de pymes y autónomos a los vehículos comerciales, este plan puede ayudar a aumentar la seguridad en carretera dentro de este segmento, ya que no sólo garantiza vehículos nuevos, sino su temprana renovación, contribuyendo así al rejuvenecimiento del parque. En la actualidad, la antigüedad media de las furgonetas que circulan por nuestras carreteras supera los 12 años.