El diseño ergonómico del puesto de trabajo se ha convertido en una prioridad para los operarios de los centros de distribución, ya que la ergonomía influye de manera significativa en la salud y en el rendimiento de los trabajadores.

Por ello, Jungheinrich ha completado su gama de recogepedidos con la ECD 320, una carretilla que incluye elevación ergonómica y un peldaño de baja altura, ofreciendo un espacio de trabajo confortable, con amplia visibilidad.

Con una capacidad de carga de 2.000 kg, esta recogepedidos horizontal tiene dos funciones de elevación diferentes que permiten elevar cargas mientras se transporta un palet en la horquilla de elevación inicial. Así, el proceso de preparación de pedidos continúa directamente en el segundo palet, eliminando los viajes al área de descarga y los trayectos innecesarios.

Además, durante la descarga del palet que está situado en la horquilla de elevación inicial más larga, la zona pasa a ser un centro de gravedad bajo y combinado de la carretilla y la carga, reduciendo el riesgo de accidentes y daños sobre el operario y las mercancías.

Dos variantes de mástil

El fabricante ofrece dos variantes de mástil para la carretilla, de 700 mm o de 1.500 mm, mientras que las características de seguridad incluyen un protector de carga opcional y un soporte de palet.

Las dos funciones de elevación pueden ser activadas con un botón integrado en el respaldo o bien a través del volante multifuncional jetPILOT, que permite un manejo cómodo e intuitivo de la carretilla. Entre sus características, destacan el soporte de seguridad para el conductor y un ajuste individual para introducir la altura de cada operario.

Puede, además, manejarse con una mano y permite retroceder de forma automática cuando se suelta el volante. Aparte de la plataforma de pie, Jungheinrich ofrece una plataforma de muelles que puede ajustarse al peso del operario para reducir la tensión de la espalda y de la columna vertebral en caso de impactos e irregularidades del suelo.

Por su parte, el motor permite un buen nivel de aceleración, alcanzando una velocidad máxima de 14 km/h. Esto convierte a la ECD 320 en la recogepedidos adecuada para aplicaciones que requieren puestas en marcha frecuentes y numerosos cambios de dirección durante el recorrido. Está disponible con batería de plomo y ácido, o batería de iones de litio.

Asimismo, cuenta con diferentes paquetes de opciones y un sistema de asistencia ‘curveCONTROL‘ que garantizan una aceleración dinámica, seguridad en las curvas y una alta velocidad con un uso óptimo de la energía. También dispone de luces de día ‘DayLED‘, que incrementan la seguridad en espacios interiores poco iluminados.