Evolución del precio del gasóleo 2005-2012.

Evolución del precio del gasóleo 2005-2012.

Los precios de los combustibles de automoción se acercan a sus «máximos históricos» tras acumular un encarecimiento de hasta el 9% desde la primera semana del pasado mes de julio. 

El precio del gasóleo de 1,42€/litro, alcanzado en esta tercera semana de agosto, supera el máximo histórico de 1,41€/litro que se alcanzó en marzo de este mismo año. Atrás quedan los 1,345 €/litro que eran el anterior máximo  «máximo histórico» alcanzado en el mes de julio, semana 29, de 2008.

Los precios del Boletín Petrolero reflejan una media, pero en algunas estaciones de servicio de Madrid el litro de gasolina alcanza los 1,62 euros, y el de gasóleo, consumido por cerca del 80% del parque automovilístico español, ya supera los 1,44 euros, según datos del Ministerio de Industria.

En lo que va de año el precio del gasóleo es un 10,5% más caro. Este repunte en los precios de los combustibles de automoción coincide con la subida en los precios del petróleo en los mercados internacionales.

Así, el precio del barril de crudo Brent, de referencia en Europa, cotiza actualmente a 116,01 dólares, mientras que el Texas americano se sitúa en 97,63 dólares, ligeramente por encima, en ambos casos, de la pasada semana y manteniendo la tendencia al alza.

Francia tomará medidas

Ante esta espiral alcista en los precios de los combustibles, algunos gobiernos, como el francés, ya han anunciado que tomarán medidas para contenerla.

Así, el primer ministro francés, Jean-Marc Ayrault, adelantó ayer una próxima rebaja, «modesta» y «provisional», de los impuestos sobre los carburantes percibidos por el Estado para conseguir bajar el precio de los combustibles. No obstante, el precio de los carburantes sigue siendo en España inferior a la media comunitaria.

De hecho, la gasolina alcanza los 1,69 euros por litro en la UE de los 27 y los 1,72 euros en la eurozona. En el caso del gasóleo, el precio se sitúa en 1,54 euros por litro en la UE de los 27 y en 1,52 euros en la eurozona, muy por debajo de los precios a los que cotiza en España.