Jungheinrich EZS130

La EZS 130 tiene un ancho de 600 mm.

Jungheinrich ya tiene disponible la última versión de su remolcador eléctrico que, con un ancho de 600 mm, está diseñado para ahorrar espacio con el transporte ágil de piezas pequeñas en trenes de arrastre.

Al incorporar un nuevo motor de corriente trifásica de 24 V más potente el equipo puede llevar una gran variedad de remolques hasta un peso de 3.000 kilos, con un mayor nivel de eficiencia con un excelente balance energético.

Disponible tanto con baterías de plomo-ácido como con tecnología Li-Ion, la nueva plataforma de altura reducida de la EZS 130 permite subir y bajar de la carretilla de manera cómoda y segura con un mínimo esfuerzo.

El marco de la EZS 130 está hecho de acero de alta calidad y ahora viene con chasis arqueado en la parte frontal. De igual modo, el equipo también cuenta con diferentes tipos de respaldos, asiento plegable de altura ajustable y dirección asistida ajustable verticalmente.

El equipo ha ganado en seguridad, al contar con un sistema ajusta de manera flexible las propiedades de conducción de la remolcadora cuando es necesario, y reduce automáticamente su velocidad en las curvas, con tres programas de conducción opcionales entre los que elegir a través de un botón programable.

Por otra parte, una luz LED integrada aumenta la visibilidad del remolcador, mientras que su pantalla de dos pulgadas muestra el nivel de batería, la velocidad, las horas operativas, la velocidad de conducción y cualquier mensaje de error.