La posibilidad de alcanzar ahorros en el consumo de combustible en la operativa habitual de una empresa de transporte de mercancías por carretera, es un tema que cobra más importancia que nunca teniendo en cuenta el contexto del impuesto sobre el CO2 establecido este año.

En un contexto como el actual, con planes para impulsar un nuevo impuesto al CO2, por el que las empresas tendrán que abonar una tasa por cada tonelada de CO2 generada cuando consuman diésel y gasolina, aceite proveniente del petróleo y gas natural, con un abanico de precios de entre 55€ y 65€ por tonelada, las soluciones para rebajar el consumo de combustible adquieren más importancia si cabe.

Según el fabricante alemán de semirremolques, «si tan solo el 50% de todos los viajes se hicieran en modo «aerodinámico» y el 50% en modo «volumen», es decir, no rebajado, el EcoFLEX lograría un ahorro de 7.700 EUR por cada millón de kilómetros o más de 900 EUR al año (calculado de forma conservadora). Así, el medio ambiente se aliviaría en 2,3 toneladas de CO2″.

La parte trasera elevable de la nueva EcoGeneration reduce la resistencia aerodinámica. Con una sencilla elevación que facilita las cargas en altura, el vehículo ofrece una mejora aerodinámica sin modificar sustancialmente sus funcionalidades.

La carrocería EcoFIX resulta ideal para el transporte de mercancías pesadas y en posición tumbada u horizontal, como por ejemplo rollos de acero y papel. La segunda variedad, el EcoFLEX cuenta con una parte trasera flexible y rebajable, con una altura de la lona que se adapta a la carrocería. En cuanto al EcoVARIOS, resulta idóneo para el transporte de cargas voluminosas y automoción cuando son necesarias, por ejemplo, tres jaulas de rejilla apiladas. En esta carrocería es posible ajustar de manera flexible tanto la parte trasera como la delantera. Esta variante ofrece 3 mts de altura interior en 4 mts de altura total.

El  ajuste de altura de EcoFLEX y EcoVARIOS se realiza de forma análoga al funcionamiento del sistema de carrocería Varios ya conocido y disponible en el mercado. En este sistema, el techo se eleva de forma manual mediante una bomba hidroneumática y el ajuste de altura se adapta a las alzas. Para ajustar la altura no se requiere ningún otro medio auxiliar. El ajuste puede llevarlo a cabo una persona y tarda aproximadamente 10 minutos incluyendo el ajuste de la lona y adaptación de esta a la nueva altura. Si el ajuste se lleva a cabo durante el proceso de carga, el esfuerzo adicional puede incluso ahorrarse totalmente.

Los primeros vehículos con la nueva carrocería aerodinámica están en pruebas, en colaboración con una empresa de transportes y la fabricación en serie comenzará en el segundo trimestre de 2021.