Colebega, que dispone de una flota de ocho semirremolques preparados para la carga automatizada para el traslado de palets de bebidas desde su planta embotelladora en Cuart de Poblet hasta su almacén logístico de Almusafes, ambas en Valencia, ha firmado un contrato con el fabricante valenciano de semirremolques Guillén, para la gestión del mantenimiento de su flota de semirremolques así como sus sistemas de carga descarga automática.

Dentro de esta alianza, el departamento de I+D de Grupo Guillén junto con el equipo de Gestión Industrial y Dirección Industrial de Colebega, han diseñado un nuevo vehículo atendiendo a las necesidades del cliente.

Nuevo semirremolque DFV Light para carga seca

Este nuevo desarrollo ha dado como resultado el nuevo modelo de semirremolque de carga seca DFV Light en el cual, incorpora control y ajuste automático del piso a la altura de muelle y altura de marcha de la plataforma en la maniobras de carga y descarga. Según informa el fabricante, con una tara de 6.702 kg, sin el sistema de carga, contribuye a disminuir el consumo de carburante anual en aproximadamente un 6%.

Por otro lado el sistema de carga/descarga instalado, permite la automatización de las operaciones de carga y descarga, en torno a los 2,5 minutos por operación.

Respecto al mantenimiento de todas las unidades, las dos compañías han trabajado para poder aportar una mejora tanto en el mantenimiento como en los plazos de ejecución de los mismos. Se han planificado y programando las intervenciones, reduciendo los tiempos de parada de los vehículos con un mantenimiento preventivo y disminuyendo las acciones correctivas mediante el control de indicadores MTBF del tiempo medio entre fallos, y MTTR, del tiempo medio de reparación, esperando reducir el coste de los mismos y así obtener mayor eficiencia y rentabilidad de los vehículos.