La Autoridad Portuaria de Barcelona ha puesto en marcha un servicio gratuito de consultoría para la sostenibilidad dirigido a los clientes finales, para que puedan conocer las emisiones de las cadenas logísticas y facilitar así la toma de decisiones que contribuyan a reducir el impacto ambiental.

Esta iniciativa, pionera en el ámbito del transporte marítimo, se enmarca dentro de la apuesta por la sostenibilidad ambiental de esta infraestructura, con el fin de reducir el impacto de la actividad portuaria y del transporte en el entorno.

El servicio de consultoría para la sostenibilidad, impulsado por la dirección de Desarrollo de Negocio del puerto, utiliza una metodología propia, desarrollada con el apoyo de la consultora MCRIT y basada en el método de cálculo de la Agencia Europea de Medio Ambiente para las emisiones de las cadenas logísticas, llamada Emep/Corinair.

El objetivo es calcular la cantidad y características de las emisiones de cada modo de transporte a partir de datos cuantificables, como el consumo de combustible. La metodología del puerto, certificada por TÜV Rheinland, permite realizar cálculos precisos de las emisiones de buques, ferrocarril eléctrico, transporte por carretera y externalidades asociadas a estos modos.

Primer estudio 

La información generada aporta valor a las empresas, que pueden detectar aspectos a mejorar, especialmente en el ámbito de la sostenibilidad. El puerto está realizando ya el primer estudio de sostenibilidad para la empresa de alimentación GBfoods y ofrece este servicio a los clientes interesados ​​en conocer el impacto medioambiental de su cadena logística y obtener la certificación de TÜV Rheinland.

En los últimos años, el puerto ha puesto en marcha para reducir las emisiones y ajustarse a los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Su intención es reducir sus emisiones en un 50% para 2030 y conseguir ser un puerto neutro en emisiones en el año 2050, para lo que está apostando por la transición energética, la promoción de combustibles limpios en buques, vehículos y maquinaria, y la electrificación de sus muelles.