maersk-patras

La red optimizada del operador aportará mayores ventajas a sus clientes, en línea con sus planes de integración con Hamburg Süd.

Maersk Line pondrá en marcha a partir de abril de 2018 un nuevo servicio entre Asia y Latinoamérica, que ofrecerá a los clientes nuevas conexiones con Colombia, el Caribe y el puerto brasileño de Pecem.

La línea, que garantizará mejores tiempos de tránsito y una mayor cobertura portuaria permitirá al operador optimizar su oferta entre estas zonas. Para ello, la naviera añadirá una cuarta rotación mediante el servicio AC5, que beneficiará especialmente al mercado colombiano.

La red optimizada aportará mayores ventajas a los clientes de la naviera, en línea con sus planes de integración con Hamburg Süd, que pasaban por ofrecer una mayor cobertura, servicios directos más atractivos y otros beneficios a través de una red mundial combinada.

Su capacidad total sigue siendo la misma que la capacidad desplegada actualmente por los dos operadores. Con la inclusión de una cuarta rotación, la naviera danesa contará con líneas directas hacia el mercado peruano y chileno a través de AC1, hacia el mexicano y centroamericano a través de AC2, hacia la costa oeste latinoamericana a través de AC3, y hacia Colombia, Panamá y el Caribe a través de AC5.

La nueva red mejorada del grupo contará con escalas en Singapur, China, Chile, Colombia, Panamá y Brasil. Además, incluirá cuatro servicios semanales desde China y Corea hacia México, Centroamérica, el Caribe y la costa oeste de Sudamérica, así como cuatro directos desde Shanghai y tres directos desde Ningbo, Shekou y Hong Kong, en China, y Busan, en Corea del Sur.