Maersk ha ampliado su oferta de servicios con el nuevo servicio Spot, completamente digital, que garantiza a los clientes la carga de su mercancía a un precio fijado previamente.

Con el lanzamiento de este producto, da un nuevo paso hacia la simplificación de la cadena de suministro de sus clientes, resolviendo algunas ineficiencias que todavía hoy existen en la industria.

No es extraño encontrar situaciones de ‘overbooking‘ de hasta el 30%, que generan una gran desconfianza e incertidumbre entre los clientes. El nuevo servicio proporciona una visibilidad completa del precio, en unos términos contractuales que garantizan que la carga va a embarcar.

Con Maersk Sport, los clientes pueden obtener los precios más competitivos ‘on-line’ durante las 24 horas del día. El precio total se calcula y se fija al confirmar la reserva, algo que ocurre también de manera instantánea, simplificando todo el proceso de compra.

A día de hoy, esta transacción incluye hasta 13 pasos si se realiza de manera ‘off-line’ y a menudo requiere una gran comunicación y mucho papeleo. En cambio, gracias al nuevo servicio, toda la parte incómoda del proceso se reduce a cinco pasos sencillos y completamente integrados que pueden completarse por Internet.

Cuando una reserva es confirmada, Maersk se compromete a realizar la carga, generándose un compromiso mutuo entre naviera y cliente que permitirá terminar con el problema del ‘overbooking‘.

En el caso de que se produzcan cancelaciones, se aplicarán cargos que deberá asumir el cliente.

De momento, más de 3.000 clientes semanales utilizan el servicio, que ha gestionado reservas para más de 50.000 FEUs en el segundo trimestre. Está disponible para todas las rutas del operador, excepto para las de entrada o salida de Estados Unidos.

Actualmente, está en periodo de prueba, pero desde principios de agosto, todos los clientes lo tendrán disponible en la página web oficial de la naviera.