Wártsilä ha desarrollado una solución móvil de baterías que permitirá a los buques que operan en vías navegables interiores alcanzar el objetivo de cero emisiones. El primer pedido, que comprende tres unidades, ha sido entregado en junio al operador holandés Zero Emission Services, fundado en 2020 por ING, Engie, el puerto de Rotterdam y la propia Wärtsilä.

El buque equipado con el sistema ha sido el ‘Alphenaar’, que el 6 de septiembre ha iniciado las operaciones entre Zoeterwoude, Alpherium y Moerdijk, en los Países Bajos. En concreto, ha transportado cerveza para Heineken, que se ha convertido, por tanto, en el primer cliente de este servicio.

Este portacontenedores, con capacidad para 104 TEUs, ha sido modificado para poder alojar a bordo dos de los contenedores de baterías. El nuevo desarrollo, que ofrece una capacidad energética similar a la de 36 turismos eléctricos, permite al buque operar únicamente con energía eléctrica, sin generar ningún tipo de emisiones de carbono.

Una vez descargada la batería, los contenedores pueden ser cargados de nuevo en tierra utilizando energía procedente de fuentes renovables. Esta posibilidad es única, pues hasta ahora los contenedores de baterías utilizados en los buques siempre habían tenido una posición fija.

Además, el sistema se apoya en una red abierta de puntos de recarga donde los contenedores descargados puedan ser intercambiados por otros. Así, se ha desarrollado un modelo de pago por uso en función del cual el operador solamente paga por la energía renovable consumida.

Los buques que cubran las líneas de Zero Emission Services podrán eliminar gracias a este sistema unas 1.000 toneladas de CO2 y siete toneladas de NOx al año. Además, estos contenedores móviles de baterías cuentan con un sistema de seguridad que incluye protección contra incendios y están conectados para su monitorización en remoto.