Sistema para cargar mercancias en el Deposito Franco de La Coruna

Sistema para cargar mercancías en el Depósito Franco de La Coruña

El Depósito Franco, ubicado en el puerto de La Coruña, y destinado a almacenamiento y gestión de mercancías con ventajas fiscales y arancelarias, ha puesto en marcha un sistema para cargar mercancías directamente en contenedores dentro de las propias instalaciones.

Con este sistema, el objetivo es reducir costes y tramitaciones, así como permitir a los empresarios de la zona el despachar directamente sus mercancías en grandes cargas desde el puerto de La Coruña. Su implantación ha implicado la ejecución de obras de habilitación en las instalaciones del depósito franco, para permitir el acceso directo a la nave de los camiones portacontenedores.

También se ha adquirido una nueva maquinaria específica para estas grandes cargas que, hasta el momento, tenían que ser trasladadas en camiones a los contenedores. Los nuevos vehículos especiales tienen una medida exacta para introducirse dentro del contenedor, donde deslizan la mercancía, admitiendo cargas de gran volumen.

Este sistema puede utilizarse tanto en solitario para sus propios productos, como ocupando contenedores en conjunto con otras empresas. Además, las empresas que utilicen este servicio se verán beneficiadas por las ventajas arancelarias y fiscales en los impuestos a los que están sometidas sus mercancías, al ser el depósito franco una parte del territorio aduanero comunitario.

La superficie del Depósito Franco es de 4.000 m², repartida en tres naves comunicadas interiormente y con acceso exterior en cada una de ellas. El espacio se puede alquilar tanto por metros cuadrados como por volumen de mercancía y los clientes pueden beneficiarse de servicios de carga, descarga y custodia, eliminando de ese modo costes indirectos de personal, mantenimiento o suministros.

Las mercancías pueden permanecer por tiempo ilimitado en él, donde es posible también proceder a su manipulación, desde reetiquetado hasta cualquier tipo de modificación para adecuarse a procesos como la puesta en conformidad en inspecciones, controles y homologaciones conforme a la normativa europea, en el caso de actividades de importación. Para ello, se ha habilitado un espacio de 65 m² en el que se pueden instalar mesas de trabajo, máquinas de coser, etiquetadoras u otra maquinaria.