La delegación alemana de DPD está trabajando con los proveedores de servicios de e-mail Web.de y GMX para probar unos buzones inteligentes que ayuden a los compradores on-line y prioricen sus e-mails sobre la trazabilidad de sus paquetes.

Un algoritmo creado con inteligencia artificial identificará automáticamente qué mensajes son relevantes para sus pedidos y los agrupará en una nueva carpeta denominada ‘Mis pedidos‘.

La información se clasificará según los diferentes encargos e incluirá información sobre el estado del envío, como la hora prevista de entrega, que se obtendrá en tiempo real de los sistemas de Tecnologías de la Información del operador. El cliente también recibirá en esa carpeta las confirmaciones sobre sus pedidos.

De momento, el grupo ya ha enviado una invitación para probar estas funciones a un millón de usuarios de GMX y Web.de. Si la fase de prueba finaliza con buenos resultados, los dos proveedores de e-mail se plantearán el lanzamiento de esta opción para sus 33 millones de usuarios.

El objetivo de DPD es asegurarse de que sus clientes pueden conocer rápidamente el estado de sus envíos y encontrar lo antes posible en sus cuentas de correo la información más importante al respecto.