Hella ha lanzado al mercado un nuevo módulo de iluminación con tecnología bi-LED, especialmente diseñado para su utilización en autobuses, autocares, vehículos industriales, vehículos sobre raíles, caravanas y motos. Este faro, denominado Premium bi-LED de 90 mm, ofrece las funciones de luz de cruce y de carretera a través de una única fuente luminosa diseñada en LED.

Con una vida útil superior a las 15.000 horas y un consumo mínimo de 35 W, esta nueva iluminación elimina los gastos de mantenimiento, a la vez que reduce sustancialmente el consumo de gasoil y, por tanto, de emisiones de CO2 a la atmósfera, con las ventajas que ello supone en términos de ahorro y menor contaminación.

Además, debido a su diseño, puede combinarse con más de 40 módulos de la serie Premium de 90 mm, de manera que el usuario pueda cambiar sin problemas de la tecnología halógena o xenón a la LED.

Resistente a las vibraciones y a la gravilla, el nuevo sistema dispone de un dispersor de plástico protegido contra el polvo y el agua, así como de un ventilador activo para conseguir una correcta refrigeración.

Su luz blanca, formada mediante seis LEDs de alta potencia, se concentra a través del reflector de plástico de geometría libre y de la lente de precisión de 70 mm. De esta forma, consigue una óptima iluminación de la calzada, similar a la luz del día, reduciendo así el cansancio del conductor y aumentando su seguridad y la de los peatones. Asimismo, este módulo posee la homologación CEE, y está indicado para corrientes de 12 y 24 V.

Con este nuevo faro,  la compañía impulsa su área de productos específica para vehículos industriales, donde ya dispone de una amplia gama dirigida a tractores, autobuses, caravanas y autocaravanas. Así, por ejemplo, también destaca su sistema de iluminación denominado OneLED, que ofrece luces de balizamiento lateral, de posición y de gálibo con un sistema de fabricación totalmente automatizado y diseñado para aplicaciones de 12 y 24 voltios.