Volvo ha desarrollado, tras un largo periodo de pruebas, los nuevos Volvo FE y Volvo FL, con el objetivo de proporcionar al conductor un entorno de trabajo óptimo, con un modelo de camión fácil de conducir y cómodo.

De todas las pruebas que habitualmente realiza Volvo Trucks, las efectuadas sobre el terreno son las más importantes, útiles para garantizar que el desarrollo del producto se adapte a las condiciones de la vida real.

Uno de los factores más importantes en lo referente a la comodidad del conductor, es el bajo nivel de ruido en el interior de la cabina. Por este motivo, se ha estudiado y evaluado cuidadosamente cada detalle, desde la vibración del retrovisor, el asiento y el volante hasta el ruido que hacen las ventanillas y el motor, reducido gracias a los nuevos motores Euro 6.

Otro componente importante, son las pruebas de confortabilidad que se han realizado durante la circulación por carreteras en mal estado, con baches y socavones. Para ello, se miden las vibraciones en los camiones para después reproducir hasta el nivel más bajo de vibración en un laboratorio.

Entre las novedades más importantes se incluyen los nuevos motores Euro 6, el D5 y el D8, que ofrecen características de conducción mejoradas y una mayor productividad. Asimismo, se ha probado la transmisión automática, que permite arrancar en pendientes con desniveles de hasta el 25%.

Modelos ergonómicos y silenciosos

El modelo Volvo FE, ya está disponible con I-Shift, una prestación cómoda para el conductor que ya no se ve obligado a cambiar de marcha manualmente en situaciones de estrés.

Por otro lado, el nuevo Volvo FL, tiene también una entrada más baja, visibilidad mejorada y es más fácil de cargar, con un aumento de 500 kg en la capacidad de carga útil.

En cuanto a prestaciones comunes, ambos modelos son más silenciosos y se han renovado con asientos más seguros y ergonómicos, así como un panel de instrumentos mejorado.