Scania ha dado una nueva vuelta de tuerca a la evolución de sus motores V8 para ganar eficiencia en el consumo de combustible y ampliar la versatilidad de los equipos para diferentes tareas de transporte.

Estos nuevos desarrollos incorporan nuevas tecnologías, como el sistema EMS de gestión del motor, que implica un control más inteligente y más preciso.

Este software de control de motor interactúa con el sistema de tratamiento de los gases de escape, con lo que el AdBlue se inyecta dos veces: una directamente después del freno de escape y una segunda dosis en la posición convencional en el propio silencioso, con lo que la evaporación del AdBlue mejora durante los ciclos de carga baja, puesto que la temperatura es mayor cerca del colector de escape y, al mismo tiempo, se consigue una mejor eficiencia del combustible.

Este nuevo sistema de doble inyección de urea «twin dosing» proporciona unos niveles de emisiones compatibles con motores Euro6 e. Además, Scania continúa con su filosofía de motores sólo SCR, sin recirculación de gases, lo que redunda en una menor complejidad.

El nuevo sistema de doble inyección de urea «twin dosing» proporciona unos niveles de emisiones compatibles con motores Euro6 e.

De igual manera, la nueva gama de motores V8 equipa una nueva bomba de combustible de alta presión en la que los elementos de bombeo se controlan de forma individual y que está optimizada para minimizar el consumo de aceite del motor.

Además, la relación de compresión y la presión máxima de los cilindros ha aumentado para mejorar aún más la combustión y la eficiencia de combustible, lo que ha implicado reforzar diversos componentes del interior del motor, como los piñones, pistones, juntas, culatas y las válvulas.

El motor más potente del mercado con 770 CV

En total son cuatro nuevos motores V8, con nuevas cadenas cinemáticas ofrecen un ahorro de combustible de hasta el 6%.

Las cuatro variantes ofrecen unas potencias de 530, 590, 660 y 770 CV, con una baja fricción interna, turbocompresor actualizado y equipos auxiliares inteligentes, así como con un sistema de tratamiento de gases de escape actualizado.

El motor más potente de la familia V8 de Scania es el nuevo motor DC16 123, que, con una potencia de 770 CV, sustituye al anterior modelo de alta gama de 730 CV y que cuenta con un sistema de tratamiento de gases de escape de solo SCR,  turbocompresor de geometría fija con rodamientos de bolas y el mismo tipo de colectores de escape de banco único que los otros tres motores de la gama.

La eliminación de ciertos componentes pesados y la simplificación de otros ha permitido bajar el peso en unos 75 kg. Las mejoras introducidas ofrecen hasta un 2% de reducción de consumo.

Scania Caja de cambios

Las nuevas cajas de cambio se centran en lograr cadenas de bajas revoluciones y bajo consumo.

Reducción del consumo de hasta un 6%

Por otra parte, la marca sueca también ha presentado una nueva gama de cajas de cambios automatizadas, desarrolladas integramente por Scania, que irán sustituyendo paulatinamente a las actuales cajas automatizadas de Scania Opticruise y que se han centrado en el desarrollo de cadenas cinemáticas de bajas revoluciones y bajo consumo.

La primera caja de la nueva gama, G33CM, se suministrará en principio con los nuevos V8 y con los motores de 13 litros de alta potencia de Scania con 500 y 540 CV, aunque no se descarta que puedan incorporarse al resto de motores. Las nuevas cajas automatizadas ofrecen 12 marchas, además de una marcha superlenta y una superdirecta, mientras que marcha atrás, gracias al engranaje superplanetario que monta, ofrece otras 8 marchas más.

Estas cajas de nueva generación ofrecen un 1% adicional de reducción de consumo y la cadena cinemática en su conjunto ofrece un ahorro suplementario del 3% en marcha directa, por lo que la reducción total de consumo puede llegar al 6%, con respecto a los modelos anteriores, lo que redunda en un mejor TCO

Los pedidos podrán efectuarse a partir de 1 de octubre y las primeras entregas comenzarán a principios de 2021. Scania confía en esta nueva gama de potentes motores, para recuperar cuota, que en el caso de España llegó a representar el 24% de las ventas totales, aunque ahora se sitúe en el 10%.