PharmaLog 12

El modelo actual de distribución farmacéutica se está debatiendo estos días. Algunas de las nuevas normas están generando incertidumbres en el sector. A estos cambios se unen las tradicionales preocupaciones como la gestión de la logística inversa o la falsificación de los medicamentos. Todo esto ha sido analizado en PharmaLog’12, el encuentro anual de los profesionales de la distribución de medicamentos.

El ámbito legal que regula la industria de la logística farmacéutica está determinado por una serie de reales decretos y directivas europeas. Así, el terreno de juego definido por el Real Decreto 2259/1994, del 25 de noviembre, que regulaba los almacenes farmacéuticos y la distribución al por mayor ha sido modificado y acotado posteriormente con nuevos desarrollos legislativos.

La Ley 29/2006, del 26 de julio, equipara la distribución entre almacenes y laboratorios. Establece como función prioritaria el abastecer a oficinas de farmacia y servicios de farmacia hospitalaria. Establece también la obligación de los almacenes de informar a las Comunidades Autónomas en las que realice distribución. Otro punto importante es la incorporación de infracción grave el suministrar, adquirir o vender medicamentos a entidades no autorizados para la realización de tales actividades.

La introducción de la Directiva Europea 2011/62/UE que modifica lo relativo a la prevención de la entrada de medicamentos falsificados en la cadena de suministro legal va a obligar a una nueva regulación de la distribución de medicamentos. Antes de su entrada en vigor, para lo cual será preciso su adaptación y transposición a la legislación en cada país comunitario, el RD 2259/1994 se actualizará con la publicación de la Guía de Buenas Prácticas en la Distribución (BPD) de Medicamentos de Uso Humano, que tiene abierto el período para la presentación de alegaciones hasta el 31 de diciembre de este año.

El punto de vista de los operadores

Para DHL el sector farmacéutico tiene que reajustarse y en el que la cadena de suministro será clave para el liderazgo. DHL, dentro de un modelo de integración de todo el ciclo logístico, trabaja en dos áreas que consideran fundamentales para el servicio: la logística al paciente y la logística hospitalaria.

En el primer caso se trataría de llevar el tratamiento al paciente hasta el domicilio, lo que supone un reto logístico importante, en cuanto al modo en el que se gestionan los pedidos y las prescripciones para los pacientes,  la gestión del transporte de estos productos, o el modo en el que gestionan los avisos o las ventanas horarias, por ejemplo.

La logística hospitalaria, por su parte, genera a su vez varios retos fundamentales a los que se ha de dar solución, como por ejemplo los servicios puede ofrecer un operador logístico dentro de un hospital, la gestión de  plataformas regionales de distribución y el control del inventario para disminuir los niveles de stock, la reducción de los obsoletos o la pérdida desconocida.

La logística inversa

En el congreso se abordó cómo asegurar la devolución de los productos y el buen funcionamiento de la logística inversa. Para ello se empezó por explicar dónde se mejorar en ésta, como puede ser en las devoluciones por caducidad, por retirada de mercado y por incidencias de gestión.

Un punto importante a tener en cuenta es que la logística inversa afecta a todo el sector y no solo a la farmacia, al laboratorio o al operador de forma individual y, por tanto, tendría que haber una gestión integral del residuo. Entre las ideas para mejorar la logística inversa cabe citar:

  • mejorar la gestión de las farmacias
  • negociar con el laboratorio y la farmacia las políticas de distribución
  • disminuir los puntos de venta de los puntos de paso del producto reversible