Durante el primer Simposio del Consorcio Verde del Amoniaco, GAC por sus siglas en inglés, NYK ha propuesto el uso del amoniaco como combustible marino para los buques de cero emisiones. Además, este compuesto químico no emite dióxido de carbono cuando se calienta, por lo que contribuiría también a los objetivos relacionados con el calentamiento global.

La naviera es una de las participantes en el GAC, creado en 2019 para el desarrollo de una cadena de valor libre de emisiones de CO2 a partir del amoniaco, que tal y como explican desde Anave, cuenta con muchas posibilidades para ser comercializado tanto para el transporte terrestre como el marítimo.

En el caso del operador japonés, está considerando utilizarlo para la propulsión eléctrica de buques, pero también como combustible marino. Durante el simposio, se han estudiado los diferentes campos en los que puede aplicarse, en lo que respecta a la producción, la tecnología, la demanda y la regulación.

Desde NYK, han querido destacar sus ventajas como combustible desde el punto de vista técnico y operativo. De hecho, actualmente están trabajando en la creación de la próxima generación de un combustible marino alternativo para alcanzar los objetivos de descarbonización, en línea con su plan de digitalización y sostenibilidad para el año 2022.