Carretera Alemania

En octubre se inicia lo que se llama ‘trílogo’ en la jerga de la Unión Europea.

Una vez que la Comisión de Transporte del Parlamento Europeo ha decidido retomar el Paquete de Movilidad donde se dejó en la anterior Legislatura, en vez de volver a iniciarlo de cero, ahora se abre el proceso de negociación entre las instituciones europeas.

En este sentido, está previsto que con el próximo mes de octubre den comienzo los intercambios de opiniones entre el Consejo y el Parlamento Europeo con la intervención de la Comisión Europea, con las previsibles tensiones territoriales que han venido retrasando este paquete legislativo en los últimos tiempos.

En concreto, el debate se centrará en tres aspectos fundamentales para la regulación de la actividad de transporte en la Unión Europea, como son el desplazamiento de trabajadores, con implicaciones sobre salarios mínimos y trámites burocráticos, los tiempos de conducción y descanso, con la posibilidad de flexibilizar la vuelta a casa como uno de los puntos cruciales para el transporte español, y las condiciones de acceso al mercado de transporte, con especial atención a la regulación definitiva del cabotaje, bien en función de tiempo u operaciones, así como a los períodos de enfriamiento.

De igual modo, también está en juego en este paquete legislativo la toma de decisiones para evitar situaciones de competencia desleal en el sector del transporte por carretera, principalmente a través de empresas buzón y otras entidades.