El PSOE ha registrado veintisiete preguntas escritas relativas a otros tantos aeropuertos españoles, en las que los diputados  de cada provincia exigen explicaciones al gobierno sobre qué consecuencias tendrá para los aeropuertos la anunciada salida a bolsa del 60% de Aena, en cuanto a su viabilidad y sostenibilidad futura.

Estas preguntas que se unen a la reciente petición de comparecencia de la ministra de Fomento, Ana Pastor, por parte del PSOE. El grupo socialista quiere que Ana Pastor explique  el proceso de privatización de Aena Aeropuertos, pues según han comunicado, el Parlamento debe estar informado de un proceso que afecta a un elemento estratégico para el país como su red aeroportuaria.

Por otro lado el Grupo Parlamentario Socialista en el Congreso de los Diputados ha presentado una Proposición no de Ley en la que propone limitar la participación de inversores en el capital de Aena aeropuertos al 49%.

En el texto,  los socialistas recalcan que las intenciones de privatizar una entidad de importancia estratégica para España como Aena exige «una explicación clara y minuciosa del Gobierno antes los representantes de los ciudadanos«, así como un debate «profundo y transparente» en sede parlamentaria.

Y es que, según los socialistas, el Gobierno ha venido «ocultando» sus planes respecto al ente desde que el pasado a principios de este año se pusiera en marcha el proceso de privatización.

Según señalan, Aena envió al Consejo Consultivo de Privatizaciones documentación relativa al diseño propuesto para la privatización de hasta el 60% de su capital, así como informes con el detalles de sus gestiones para contratar gestores y asesores, así como los borradores de pliegos en orden a ejecutar sus propósitos.

En este contexto, el PSOE se opone de entrada a que «una participación de inversores privados en el capital de AENA vaya más allá del 49%, y que ello suponga la pérdida de la titularidad y el control de esta sociedad clave por parte del Estado español«.

Los socialistas recuerdan que el anterior Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero inició un proceso «público y transparente» para incorporar inversores privados en Aena, con el límite «máximo y estricto» del 49%, así como la gestión concesionada de los aeropuertos de Madrid-Barajas y Barcelona-El Prat. «La titularidad pública de Aena nunca se puso en cuestión en aquel proceso», apostillan.

Para terminar, el texto registrado señala que «la pérdida de titularidad pública sobre Aena ocasionará graves problemas al interés general de los españoles«.

Terminan los socialistas apuntando que «el Estado pierde el control sobre el primer gestor aeroportuario del mundo por número de pasajeros, cuya influencia sobre el desarrollo de la economía española es fundamental«.