Puerto de Santa Cruz de Tenerife

El plazo de la concesión es de 30 años y el consorcio adjudicatario que OHL Concesiones-Marítima Davila lidera con una participación del 65% realizará la citada inversión, de la que 42 millones de euros se destinarán a maquinaria y 18 millones a obra civil, afirma la empresa en un comunicado.

La nueva terminal, cuya puesta en operación está prevista para los primeros meses de 2013, está diseñada para atender tráfico de importación, exportación y transbordo y tendrá capacidad para operar al menos dos barcos Super-Post Panamax simultáneamente.

Las características más relevantes de la infraestructura son las de contar con una línea de atraque de 696 metros, calado de 16, 15 hectáreas de superficie y capacidad para atender un tráfico anual aproximado de 600.000 TEU.

Estas características y su localización estratégica permitirán a la nueva terminal incorporar los tráficos de transbordo internacional de contenedores con origen o destino a Europa y América, y de éstos continentes con los mercados emergentes de la costa atlántica de África.

También podrá atender el tráfico local y soportar su crecimiento previsto para los próximos 30 años, con lo que situará al puerto de Santa Cruz de Tenerife como la plataforma logística de referencia en el Atlántico, afirma OHL. Las nuevas instalaciones y equipamientos están diseñados para dar servicio a los buques de última generación, con una capacidad de hasta 13.500 TEU.

Esta terminal es la tercera concesión de la compañía en el sector de puertos comerciales, en el cual opera la ampliación sur del puerto de Alicante y participa en el consorcio para la construcción y posterior explotación de la terminal de contenedores del de Ennore en la India