Ontime se apoyará en Endesa para conseguir incorporar la tecnología de gas natural vehicular de forma estructurada en su flota de distribución capilar, en un nuevo esfuerzo por conseguir unas operaciones de transporte más sostenibles.

Con esta medida, el operador busca cumplir con sus objetivos de reducción de emisiones y descarbonizar sus actividades de transporte terrestre por carretera, al tiempo que se busca una alternativa para poder ofrecer servicios de reparto capilar en los centros de las principales ciudades con vehículos sostenibles de cero emisiones.

El proyecto comenzará en sus centros logísticos de Madrid y Barcelona, desde donde partirá a diario su nueva flota de vehículos junto a los propulsados por motores 100% eléctricos.

Posteriormente, Ontime tiene la intención de ampliar con más unidades esta flota más limpia silenciosa y económica al resto de las grandes capitales de la península.

Los nuevos vehículos GNV reducen un 85% las emisiones de óxidos de nitrógeno y expulsan un 20% menos de dióxido de carbono, además de disminuir de manera considerable la contaminación acústica y las vibraciones al tener una detonación inferior.