Un año más, Ontime ha sido el operador elegido por Loterías y Apuestas del estado para el traslado al Teatro Real de Madrid de los tradicionales bombos, tolva, trompeta y bolas del sorteo extraordinario de Navidad 2020.

Todos los materiales han accedido al escenario del coliseo madrileño con un estricto protocolo de seguridad sanitaria, tanto de los tres camiones como de los profesionales que han accedido al escenario para el montaje de los bombos.

El primero en hacer acto de presencia ha sido el bombo grande, que recogerá las 100.000 bolas de los números que participan. Fabricado en el año 2006 en una aleación de latón y bronce, cuenta con una altura de 2,64 m, una anchura de 2,11 m y un peso aproximado de 850 kg, mientras que el diámetro de la esfera es de 1,58 m.

A continuación, ha entrado el bombo pequeño, fabricado en los mismos materiales y con unas dimensiones de 1,60 m de alto por 1,28 m de ancho, con un diámetro de esfera 0,74 m y un peso de 450 kg.

Además, se ha procedido al desprecintado de las bolas de números y las 1.807 bolas de premios, fabricadas en madera de boj, con los números grabados en láser. Este año, tras las labores de comprobación de todos los materiales, se han sustituido 231.

Todos los elementos que intervendrán permanecerán en el Teatro Real, custodiados bajo las pertinentes medidas de seguridad las 24 horas, hasta la madrugada del 21 de diciembre, cuando subirán al escenario.