opdr-y-boluda-reafirman-su-apuesta-por-el-puerto-de-sevilla

La filial conjunta fue declarada ganadora en diciembre de 2016 para la ejecución de la terminal de contenedores durante los próximos 30 años

OPDR y Boluda han reiterado este miércoles 1 de marzo «la importancia estratégica del puerto de Sevilla», en el que operan conjuntamente desde el pasado 1 de enero a través de la filial Terminales Marítimas del Guadalquivir.

En el marco de un concurso público, la filial conjunta presentó su solicitud en julio de 2016 y fue declarada ganadora por el puerto de Sevilla en diciembre de 2016 para la ejecución de la terminal de contenedores de las instalaciones portuarias durante los próximos 30 años.

Las ofertas técnica y económica presentadas por la filial conjunta Terminales Marítimas del Guadalquivir se impusieron en el puerto para esta concesión, gracias a su experiencia y a sus planes para la dirección estratégica y para el movimiento de contenedores en estas instalaciones portuarias.

En un área total de cerca de 180.000 m², la filial conjunta controla ahora las instalaciones relacionadas con el manipulado de mercancías en contenedor, incluida la terminal ferroviaria Muelle del Centenario, actividad que representa un tercio de todo el tráfico en la instalación portuaria.

A diferencia de la gestión anterior, esta nueva concesión también incorpora toda la infraestructura vinculada al movimiento de contenedores, con el fin de garantizar una gestión más eficaz y optimizar y desarrollar las soluciones de logística intermodal en el puerto.

En 2016, las cifras de la instalación portuaria se han mantenido estables, al alcanzar aproximadamente el mismo resultado anual que en 2015, cuando se manejaron más de 160.000 TEUs. Por lo que se refiere al tráfico de contenedores, el puerto de Sevilla es el segundo más grande de Andalucía y el más importante para las conexiones estratégicas entre la península y Canarias.