La fuerte demanda de activos industriales para España se traduce en una demanda exponencial en varios sectores de la cadena de suministro: las naves logísticas, los parking para camiones y los data center. Y ahora, las propias industrias. Estas demandas son la consecuencia del boom del e-commerce y eso que no ha hecho mas que empezar. Según los profesionales de la cadena de suministro, las consecuencias del Covid han adelantado 10 años la demanda de este tipo de productos, y lo que falta por venir

Si el lastmile tiene el foco en la primera y segunda corona, la situación global de la cadena de suministro va a generar una demanda en los próximos meses: mega polígonos enteros con capacidad de acoger grandes operadores internacionales. Los grandes grupos asiáticos de logística por ejemplo, muy conscientes de la problemática con los contenedores, están buscando espacios en Europa con capacidad suficiente para recrear sus propias plataformas.

Necesitan instalaciones del tipo ‘Big Box’ de más de 80.000 m² compatibles y modernas. El problema es que actualmente no hay disponibilidad. La mayoría de los grandes espacios, precisan desarrollarse y muchos actores necesitan poder empezar a construir en menos de seis meses.

La otra característica que se está buscando son proyectos llave en mano, con el fin de poder personalizar su propio polígono y no tener competencia directa. Algunos conglomerados necesitan su propia entrada, su propia seguridad y sus propias vías de acceso. La solución es tener su propio polígono entero donde el propietario pueda personalizar según sus expectativas.

OPEA Partners ofrece una posibilidad de inversión totalmente off market, con 700.000 m² de suelo en Castilla la Mancha, para transformar en un hub logístico para big box o como parking para camiones de transportes para el e-commerce.

El centro de España está tomando fuerza en la cadena de suministro porque no solo se puede entregar a toda España desde su centralidad geográfica en menos de seis horas, sino que se puede hacer también a Portugal.

Estas problemáticas han llevado a la consultora OPEA Partners a proponer la posibilidad de disponer de todo un polígono en la zona sur-este del país. «Para un español, algunas ciudades de Castilla la Mancha está a una hora de Madrid, para un fondo de Singapur o Dallas, está en el centro de la península ibérica» argumentan desde Opea Partners.

La consultora, está especializada en la venta de polígonos enteros o portfolios de activos industriales, ha conseguido conjuntar los intereses de varios propietarios de un mismo polígono para ofrecer el conjunto, libre de ocupantes a los inversores interesados. Se trata de 550.000 GLA, con su propia depuradora de agua y también un posible acceso cercano a un parque fotovoltaico lo que le supone al inversor la posibilidad de desarrollar un proyecto sostenible y autónomo en energía. Una característica de difícil solución en la mayoría de los polígonos de España. Y es de notar que ningún polígono del corredor de Henares por ejemplo, es 100% sostenible.

A falta de unas semanas para finalizar la urbanización y el asfaltado de los viales del polígono, esto permite a los inversores tener un producto ‘ready for logistics’ en solo unos meses. Otro aspecto muy difícil de encontrar en el centro de España.

Este producto es totalmente off market y es exclusividad de OPEA Partners.