Palibex ha logrado sobre ponerse a un ejercicio que su consejero delegado, Jaime Colsa, califica de «año muy difícil para todos», gracias al desarrollo de nuevos servicios y proyectos que potencian la estructura descentralizada de la compañía.

En concreto, desde finales de noviembre, la compañía de paletería urgente tiene en marcha dos nuevas rutas directas con las que ofrece servicios más rápidos y eficaces que enlazan, sin la necesidad de pasar por Madrid, Galicia con Barcelona a través de Valladolid, así como Andalucía con la Ciudad Condal.

En paralelo, la empresa también estrena tres nuevas instalaciones operativas que diversifican sus flujos territoriales y que profundizan en el modelo seguido con la plataforma abierta a primeros de año en Barcelona y que le permiten a la compañía recoger en la segunda mitad de 2020 «los frutos del trabajo realizado durante la etapa más dura de la pandemia».

Más descentralización

Concretamente, Palibex ya cuenta con una plataforma de nueva construcción en el polígono San Cristóbal de Valladolid, que cuenta con una superficie de 5.000 m² y que está equipada con una decena de muelles, desarrollada, al igual que la de Barcelona, con un socio local como es la pucelana Tanden Transportes y en la que cuentan con espacio propio gestionado con medios y personal de la propia compañía.

De igual manera, en Andalucía, Palibex también incorpora otros 5.000 m² con una instalación en la ZAL de Sevilla que, además, dispone de doce muelles, así como otro activo en la localidad granadina de Albolote con 2.500 m² y cinco muelles. Ambas instalaciones están gestionadas con Cayco y permiten diversificar flujos en Andalucía y gestionar de manera eficaz la nueva ruta directa entre Barcelona y Sevilla.

En consonancia con esta progresión, la compañía ha logrado remontar la incierta situación que está dejando este 2020 para, según Jaime Colsa, «apostar por seguir avanzando», principalmente a través de potenciar su modelo e incorporar nuevos servicios como el LTL y las entregas en sábado.

Así pues, la compañía ya tiene proyectos a corto plazo para impulsar su proceso de internacionalización y poner en marcha nuevos centros de coordinación, con la mirada puesta en Zaragoza, Asturias o Cantabria, Galicia y la Comunidad Valenciana, así como impulsar nuevos desarrollos tecnológicos para mejorar la trazabilidad de las mercancías.

El objetivo es alcanzar en el plazo de algo más de un año un movimiento medio de 5.000 palets diarios, de los que la mitad debería corresponder a rutas directas.