Panasonic ha llegado a un acuerdo con varios accionistas de Zetes por el que la multinacional japonesa adquirirá el 50,95% de las acciones del la empresa belga por un importe de 149,5 millones de euros. 

El fabricante japonés comprará el 23,70% de las acciones que están en manos de Zephir, el 24,67% del capital que posee Cobepa y un 2,58% a accionistas individuales. Panasonic pagará 54,50 euros por acción, lo que representa una prima del 19,1% con respecto al precio medio de cierre de los últimos 30 días y una prima del 27,7% si se compara con este precio en los últimos tres meses.

Una vez que tenga en su poder la mitad del capital, la empresa japonesa lanzará una oferta pública obligatoria y, llegado el caso, una oferta de retractación para todas las acciones restantes y opciones de acciones emitidas por Zetes que aún no sean de su propiedad. La oferta será también de 54,50 euros y, de acuerdo con la legislación belga, será incondicional. 

Aunque la adquisición aún está pendiente de aprobación por parte de las autoridades competentes, la operación ya ha recibido el apoyo unánime del Consejo de Administración de Zetes y de los consejeros independientes. Ambas empresas esperan que la transacción se cierre a principios del segundo trimestre de 2017.

Zetes continuará desarrollando su actividad con la misma marca como parte de Panasonic y seguirá bajo la dirección que gestiona la empresa desde hace más de una década, encabezada por Alain Wirtz, Jean-François Jacques y Pierre Lambert.

Para la empresa belga, su entrada en la multinacional supone combinar sus soluciones de identificación y movilidad con las avanzadas capacidades de investigación y desarrollo de Panasonic, aprovechando el alcance global y la experiencia tecnológica del gigante nipón para satisfacer mejor las crecientes necesidades globales de sus clientes.

Por su parte, desde Panasonic aseguran que la adquisición de Zetes supone un paso más en su estrategia de convertirse en un proveedor líder de soluciones logísticas a nivel mundial.