atasco en los accesos de Paris

Ante los anuncios de huelgas en el transporte, muchos habitantes de la región parisina hayan recurrido al vehículo particular.

El panorama de huelgas en los ferrocarriles y en el transporte metropolitano de París, a las que se suma una primera jornada de paros y protestas contra la reforma laboral del Gobierno socialista, complicará presumiblemente la circulación en el área metropilitana de París, que de habitual suele ser de por sí difícil.

La huelga en la compañía ferroviaria SNCF, que de hecho comenzó a las 19.00 de este pasado martes, ha supuesto la supresión este miércoles, de dos tercios de los trenes de cercanías en París y a la anulación de otros en las líneas de alta velocidad.

En el caso de los trayectos con España, la SNCF había anticipado que se suprimirían las circulaciones entre Marsella y Madrid, y entre Barcelona y Lyon.

Todo ello ha hecho que muchos habitantes de la región parisina hayan recurrido al vehículo particular, lo que ha repercutido en un mayor tráfico y mayores atascos en sus vías de acceso.

De acuerdo con el Centro Regional de Información Vial, a las 8.15 hora local se contabilizaban 310 kilómetros de retenciones en las autopistas y carreteras de entrada a París.

En contra de la «ley El Khomri»

Al margen de la jornada en los transportes, siete sindicatos habían lanzado hoy una convocatoria de paro para exigir al Ejecutivo del primer ministro, Manuel Valls, la retirada del proyecto de ley conocido como «ley El Khomri», que el Consejo de Ministros debe adoptar dentro de dos semanas, que liberaliza el mercado laboral.

No obstante, hay otros sindicatos reformistas, en particular la Confederación Francesa de Trabajadores (CFDT), que no se han sumado a la convocatoria de hoy y solicitan correcciones en varios puntos, advirtiendo de que si no obtienen satisfacción a sus demandas saldrán a la calle en las próximos llamamientos a la huelga.