acceso a burgos por la N-1

Tras cinco reuniones, CCOO y UGT han dado por rotas las negociaciones con la patronal  y solicitarán el acto de conciliación en el Serla, Servicio Regional de Mediaciones Laborales de Castilla y León, con convocatoria de huelga si no se consigue un pacto laboral.

Fuentes sindicales han explicado que en la última de las cinco reuniones mantenidas con la patronal, propusieron una rebaja salarial, con una propuesta a cuatro años, aunque la negociación partió de tres, que contemplaba la congelación en 2013 y 2014, y la subida de un 0,5% en 2015 y un 0,6% en 2016.

Sin embargo, los empresarios consideraron esos objetivos imposibles e insistieron en otras medidas, además de la rebaja de salarios un 5%, ya planteados hace meses, como la congelación de la paga, el aumento de las horas trabajadas al año y la disminución de los días de vacaciones.

Otra de las cuestiones que imposibilita el acuerdo es la intención del empresariado de introducir una nueva categoría, la de aprendiz . La patronal asegura que solo busca la formación del trabajador y que sea figura temporal regulada, con el asesoramiento de un profesional, que certifique su aptitud.

El convenio afecta a unos 1.200 trabajadores, incluidos los conductores de transporte de mercancía y de viajeros, el personal de aparcamiento y garajes y cargadores en algunos grandes almacenes de logística. Por parte de la patronal, están incluidas las asociaciones provinciales de transporte de viajeros.

El presidente de Asebutra, José Luis Olivella, ha incidido en el hecho de que el principal objetivo de los empresarios es «mantener el empleo y el convenio colectivo», ya que si no hay un acuerdo, el 1 de enero desaparece el marco de regulación, algo que, según los sindicatos, es lo que busca la patronal. Olivella aseguró que la desaparición del convenio sería «una generación de problemas para las empresas y para los trabajadores«.

El representante empresarial, aseguró que los sindicatos quieren el convenio «como está«, y recordó que es un acuerdo que lleva funcionando desde hace muchos años, «siempre con mejoras«. Por su parte, fuentes de CCOO y UGT mostraron su confianza en la posibilidad de llegar a un acuerdo con la  mediación del Serla.