La Comisión Europea busca cómo reducir la emisión de gases efecto invernadero en el transporte marítimo

En el evento se ha destacado la importancia de mejorar la seguridad y la necesidad de reducir el impacto medioambiental de las operaciones del sector.

La Asociación de Fabricantes de Equipo Portuario, PEMA, ha solicitado, durante la reunión general anual de la Asociación, un diálogo intersectorial para optimizar la cadena de suministro del transporte marítimo, que permita analizar los problemas que actualmente afectan a la industria, como el tamaño de los portacontenedores, las alianzas marítimas y las alternativas al envío por mar.

En esta línea, la Asociación considera que los puertos, los fabricantes de material portuario y los cargadores deben establecer un diálogo abierto en el que tratar los diferentes retos a los que se enfrenta el sector. La industria «necesita un espacio» en el que se puedan valorar los cambios que necesita, y desde PEMA han manifestado que «deberían ser esa plataforma».

Durante la reunión, celebrada en Londres, se ha discutido el estado actual de la industria y los desafíos actuales. Así, los participantes han instado a los actores de la industria del transporte de contenedores a estudiar el tamaño óptimo de las embarcaciones, así como las expectativas de los usuarios, para fortalecer la cadena de suministro.

También se ha discutido el reciente incremento de alianzas en el sector y cómo pueden llegar a distorsionar el mercado, dado que consideran que las «adquisiciones y fusiones son una forma más efectiva para reducir el exceso de capacidad en el transporte de contenedores».

Asimismo, en el evento se ha destacado la importancia de mejorar la seguridad y la necesidad de reducir el impacto medioambiental de las operaciones ante los nuevos requerimientos en materia de sostenibilidad, y se ha discutido sobre el papel de la automatización en el transporte marítimo.