Los responsables de Pemex-PMI han confirmado el encargo de, al menos, cinco barcos para el astillero vigués Barreras, a los que se podrían sumar otros tres en el primer trimestre de 2014, además del flotel, que la empresa confía en que se construirá en la grada de Beiramar, lo que haría un total de nueve contratos.

Así lo ha manifestado el coordinador de asesores de Pemex, Carlos Roa, durante un acto celebrado en las instalaciones de Barreras, con motivo de la toma accionarial de la petrolera mexicana, que ha adquirido el 51% del capital del astillero.

Por otra parte, Roa ha confirmado un acuerdo con la armadora mexicana Procesa, para la construcción de un astillero, que rondará los 20 millones de euros y cuyos trabajos podrían empezar en febrero de 2014. Además, se ha firmado el «memorando de entendimiento» con la empresa Diavaz, para construir un buque abastecedor por valor de 85 millones de euros.

Carlos Roa también ha anunciado que Pemex y Barreras están estudiando localizaciones para construir un astillero en México, y ha avanzado que el acuerdo de cooperación técnica para estas instalaciones podría implicar «tanto llevar empleados de Vigo a México, como desde allí para aquí».

En cualquier caso, ha puntualizado que eso no significará una deslocalización del astillero vigués porque «no tiene sentido perder esta gran base», sino que se trataría de un acuerdo para «compartir tecnología y conocimiento».

Concurso para la construcción de dos floteles 

Con respecto a la construcción de los floteles, el coordinador de asesores de la petrolera ha explicado que, en el proceso de adjudicación, la oferta presentada por PMI está en segundo lugar en lo que respecta a la parte financiera y, ha mostrado su confianza, en que la parte técnica obtenga «buena puntuación».

En el caso de que PMI obtuviese el primer lugar en la adjudicación, se construirían dos floteles, uno en Barreras, con un presupuesto de 145 millones, y otro en Navantia. Por otra parte, si quedase en segundo lugar, «sólo habría un barco», y se construiría en el astillero de Vigo.

Por otra parte, el responsable de Pemex ha afirmado que la petrolera mexicana, encargó varios estudios financieros, técnicos y de mercado para evaluar la solvencia del astillero vigués, y que debido a los «buenos resultados», el consejo dio luz verde a la entrada en el accionariado.

De este modo, con los encargos ya confirmados, «habrá trabajo para más de dos años» y ajustes en la dirección de Barreras, como su incorporación y la del director general de PMI, José Manuel Carrera, al consejo directivo del astillero.

Finalmente, el accionariado de Barreras quedaría repartido entre Pemex-PMI, con el 51% del capital; el grupo de empresas del propio García Costas, con un 24,5%, y otro 24,5% de Ignacio Lachaga (Albacora). Asimismo, no se descarta que Barreras entre a formar parte del capital del astillero que se construya en México.