Astilleros Barreras podria dar entrada en su capital a Pemex

La petrolera mexicana Pemex se hará con el 51% del accionariado del astillero gallego Hijos de J.Barreras de Vigo con el objetivo de construir cinco floteles en Galicia. El pasado 1 de mayo suscribieron una carta de intenciones que contempla que la petrolera efectuará una aportación de forma conjunta con el resto de accionistas que se eleva inicialmente a 10 millones de euros. 

En un comunicado, Pemex subraya que la cantidad de 10 millones de euros «se estima suficiente para atender las necesidades de capital de trabajo» del astillero, que el lunes 6 de mayo tiene convocada su junta de accionistas extraordinaria para ratificar la «operación acordeón» (reducción del capital social a cero euros y su simultánea ampliación) que había sido aprobada en septiembre de 2012, pero con un defecto de forma.

Según informa el periódico El País, este acuerdo lleva en pie desde la visita a México de Alberto Núñez Feijoó, presidente de la Junta de Galicia a principios de abril. Asimismo informa que el astillero continuará siendo gestionado por ejecutivos gallegos. 

La construcción de estos buques está planteada desde el anterior gobierno mexicano, que señaló que era muy complicado llevar a cabo la operación inicial. Ahora, siendo Pemex la dueña y al tener el control de los astilleros puede decidir con total autonomía la construcción de los floteles, según informa el rotativo.  

Un consejero de Pemex Fortunato Álvarez ha apuntado que el coste de estos buques hotel sería de 320 millones de euros, según recoge el diario mexicano Reforma. Asimismo el consejero precisa que se prevé construir siete floteles con la condición de que por lo menos se hagan dos en México, a fin de “promover el empleo y traer tecnología”. 

De esta forma, podrían ir cinco de estas embarcaciones a Galicia, donde, hasta el momento, Pemex tenía acordada la construcción de dos: uno en Barreras y otro en Navantia.

Viaje a México

El pasado mes de Abril, Feijoó, tras entrevistarse con el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, aseguró que “México tendrá más barcos gallegos y Galicia, más inversión mexicana”. No hay pasado ni un mes y parece que estas operaciones que supondrían una inversión de 240 millones de dólares, ya son una realidad, tal y como asegura El País.

Igualmente, el diario informa que una fuente de la petrolera que ha pedido el anonimato confirmó que este convenio representa un “bajísimo costo pero es sobre todo una buena transacción para ambas partes”. 

El empresario vigués José García Costas, que según se prevé se mantendrá como presidente del astillero, y la armadora de buques de atún Albacora eran los accionistas mayoritarios de la compañía con un 20% cada uno seguido por el ex presidente de la empresa Francisco González Viñas, actualmente acusado por la fiscalía de Vigo por falseamiento de la contabilidad del grupo. De hecho, se le acusa de ser el culpable de que la empresa entrará en concurso de acreedores en julio de 2011.

En concreto, la factoría lleva dos años paralizada, sin encargos y en una situación económica complicada. Fue el pasado mes de septiembre cuando la compañía logró salir del concurso tras una ampliación de capital de de 10 millones de euros, que suscribieron en un 40% García Costas y el representatne de Albacora, Ignacio Lachaga.

«El aporte de capital de Pemex irá acompañado de un aporte por parte de los accionistas de Hijos de J. Barreras y con ello se fortalecerá la estructura financiera del astillero español», señala el comunicado de Pemex, que no concreta el reparto de cifras. La empresa mexicana alude a que el astillero gallego, «está saliendo exitosamente» del concurso de acreedores y «espera que en pocas semanas reinicie sus operaciones», e incluso apunta que confía en que este acuerdo «acelere la recepción de pedidos».