El consejo de administración de la Autoridad Portuaria de Santa Cruz de Tenerife celebrado el pasado 9 de noviembre ha otorgado concesión administrativa a Petróleos de Canarias para ocupar un espacio de la zona de servicio del puerto de Granadilla.

Así pues, la compañía energética ocupará durante un plazo de 35 años una parcela de 120.632,36 m² de superficie en el enclave tinerfeño, con el fin de instalar una factoría para el almacenamiento y abastecimiento de combustible de aviación, actividad de búnker y reservas estratégicas.

Como consecuencia, la filial canaria de Cepsa estará obligada a devengar una tasa de ocupación, cuyo importe anual, calculado para el presente año, asciende a la cantidad de 680.143,73 euros, al igual que el abono de una tasa de actividad, cuyo importe anual, calculado para el presente año, asciende a 136.028,75 euros.

Cepsa, que suministra combustibles marinos en los principales puertos españoles, cuenta con tres refinerías en Huelva, Gibraltar – San Roque y Tenerife. También cuenta con el 50% del capital de la empresa especializada en la producción de betunes Asesa

Por otra parte, el grupo energético también dispone de plantas químicas en la localidad gaditana de Puente Mayorga, así como en la población onubense de Palos de la Frontera para la producción de fenol, alquilbenceno o parafinas.