El operador logístico farmacéutico Picking Farma ha elaborado un plan de actuación para garantizar un servicio adecuado a sus clientes y preservar la salud de sus colaboradores frente a la crisis sanitaria del Covid-19.

Siguiendo las recomendaciones del gobierno y de las autoridades sanitarias, ha reorganizado su forma de trabajo habitual. De este modo, el 90% de la plantilla productiva que se mantiene en activo se reparte en grupos de trabajo reducido y el personal de administración pueda teletrabajar.

Por otro lado, los operarios que acuden a su puesto de trabajo disponen de mascarillas, guantes y soluciones hidroalcohólicas para el desarrollo de su actividad diaria. Además, se garantiza una higiene adecuada en las zonas de trabajo.

En sus cuatro centros logísticos, el personal está dando prioridad a la preparación de pedidos de medicamentos destinados a hospitales y farmacias de España. Gracias al compromiso y la flexibilidad de su plantilla, el operador ha gestionado un  25.000 pedidos en la primera semana del estado de alarma, un volumen equivalente al que se suele alcanzar en un mes.