En 2006 el tiempo medio de suministro de las peticiones logísticas a las diferentes unidades del ejército de Tierra por parte del Mando del Apoyo Logístico era de 65 días, mientras que el pasado año 2012 se había reducido a 21,1 días, es decir, se ha logrado reducir este plazo un 67%. Mientras, el tiempo empleado por estas unidades para recepcionar el material y tenerlo disponible en el sistema ha descendido de 10 a 2 días, un 80% menos que en 2006.

Estos son sólo dos de los beneficios logrados por el proyecto NOGAL (Nueva OrGanización de Apoyo Logístico) puesto en marcha en 2006 por el Mando de Apoyo Logístico del Ejercito de Tierra con el objetivo de promover la modernización de la logística militar española.  Sin duda, y a pesar de que el sector militar siempre ha sido el referente logístico, la realidad es que el sector privado ha venido desarrollando nuevas técnicas y procesos logísticos que el ejército español no había tenido, hasta ahora, en cuenta, por lo que apenas había sufrido cambios significativos en las últimas décadas.

Todo el proceso de desarrollo y adaptación de la iniciativa de NOGAL y los beneficios logrados ha sido recientemente reconocido por el sector logístico con la entrega el pasado 18 de abril del Premio CEL Empresa 2013 al Ejército de Tierra. Precisamente, durante la celebración de las XXXV Jornadas CEL que se ha celebrado este 21 de mayo en Madrid, el proyecto de mejora en el Apoyo Logístico del Ejercito de Tierra ha sido presentado y analizado por parte de José Andrés Cuellar Izquierdo, jefe del Centro de Gestión de la Distribución (CGD).

Centro de Gestión de la Distribuión, único responsable de la gestión logística 

El CGD ha sido uno de los hitos principales de Nogal al constituirse como el órgano único responsable funcional de la gestión de toda la cadena de suministro del Ejército de Tierra. Desde aquí se han promovido las mejoras en los procesos de abastecimiento, en los sistema de información logística y, lo más importante, se ha impulsado un cambio cultural en las unidades ligado a la medición de indicadores y al  alcance de objetivos.

El Ejército de Tierra ha merecido el Premio CEL Empresa por su Proyecto de mejora en el apoyo logístico del Ejército de Tierra

El Ejército de Tierra ha merecido el Premio CEL Empresa por su Proyecto de mejora en el apoyo logístico de las 500 unidades activas geográficamente dispersas.

En la entrega del galardón, el presidente del CEL, Alejandro Sánchez, calificó de “titánico” este proyecto por las dimensiones que presenta. Para hacerse una idea de lo que supone el proyecto NOGAL, basta señalar que el Mando de Apoyo Logístico del Ejército de Tierra da servicio a 500 unidades activas geográficamente dispersas y gestiona aproximadamente 430.000 referencias activas, de las cuales el 95% son repuestos que se utilizan en el mantenimiento de los sistemas de armas que utiliza el Ejército de Tierra.

Con el plan NOGAL los objetivos han sido asegurar el empleo de un solo sistema de gestión logística que fuese base de datos común y sistema de control de existencias únicos; optimización de la estructura logística mediante la reorganización y cambio de funciones de los órganos logísticos; reducción de los tiempos de respuesta en los suministros a las Unidades y, por último, la definición de niveles de servicio y expectativas de las Unidades, así como el control y seguimiento del grado de consecución de dichos objetivos.

Reducir el stock logístico 

Una vez creado el CGD, el primer paso dado fue reducir el inventario de la cadena logística. Para ello, se han establecido controles más estrictos para validar las peticiones de las Unidades del Ejército de Tierra consumidoras y se define un nivel de inventario de las mismas basado en su demanda histórica y en algoritmos estadísticos.

Al mismo tiempo, se ha reducido el número de almacenes de niveles intermedio de 28 a 17. Además, el CGD es responsable de ordenar y controlar los movimientos de inventario entre almacenes y toma las decisiones centralizadas sobre el mejor uso del inventario.

Paralelamente, para mejorar los sistemas de información se ha desarrollado un nuevo sistema de seguimiento y análisis de abastecimiento (SIGEDIS) que actúa como módulo de consultas e informes sobre diferentes aspectos de la gestión de abastecimiento. También se ha desarrollado para la gestión del carburante la herramienta SIGECAR, que controla los consumos de las Unidades y valida los datos de facturación enviados por las empresas distribuidoras.

Indicadores mejorados 

Con la puesta en marcha de NOGAL, otro indicadores mejorado ha sido el de volumen de peticiones y órdenes de abastecimiento de repuestos pendientes de servir que ha pasado de una media diaria de 60.000 líneas a 14.000 durante el pasado 2012, es decir, un 77% menos de peticiones pendientes, y acorde con la demanda logística del Ejército de Tierra, y considerando además que las líneas generadas han aumentado un 50% entre esos años.

Se gestionan unas 430.000 referencias activas

Se gestionan unas 430.000 referencias activas

También es significativo que las peticiones que los suministradores anulados por falta de existencias han disminuido en un 82% lo que supone un claro indicador de la fiabilidad del inventario en sus almacenes. Además, el stock en los almacenes intermedios ha disminuido en un 45%.

Por último, en lo referente al gasto en combustible, la nueva gestión del consumo de carburantes en el Centro de Gestión de la Distribución, basado en SIGECAR, ha permitido controlar el gasto de las unidades consiguiendo que el consumo de carburantes desde los depósitos del Ejército de Tierra aumentase, de forma gradual, al 81% en 2012, lo que ha permitido un ahorro aproximado de 1,3 millones de euros en el periodo 2009 a 2012.