Al cierre del 2013, la Plataforma Logística de Zaragoza (PlaZa) prevé unos resultados acumulados de ejercicios anteriores de casi 55 millones de euros y la situación para el próximo año es que serán necesarios 13,1 millones para intentar solventar parte del déficit de la compañía pública.

Aún así, para 2014, se espera que el déficit ascienda a los 67 millones. Estas previsiones aparecen en la documentación de la ley de presupuestos para 2014 en donde se preven resultados negativos en el 2013 de 12 millones, y en el 2014, de 11 millones. El presupuesto para 2014 asciende a 14 millones.

La empresa pública encargada de PlaZa, que en 2012, cerró con una deuda de 60,2 millones, está participada en un 59% por la Corporación Empresarial Pública de Aragón (DGA), un 10% por el Ayuntamiento de Zaragoza y el 15% por Ibercaja Banco y el Grupo Cajatres.

Además, no se contemplan grandes ingresos debido a la coyuntura económica y a la «particular situación del mercado en el que opera la sociedad», se señala en la memoria del presupuesto. Se espera conseguir 2 millones por ventas de parcelas y 148.041 por arrendamientos. 

En esta misma memoria se indica que «las estimaciones contenidas en este presupuesto no se ha previsto el registro de deterioro de activos de importe significativo». A pesar de esto, se advierte de que existe el riesgo de que algunos de los activos mantenidos en su balance puedan sufrir depreciaciones que provoquen que su valor de mercado se sitúe por debajo de su valor contable, «debiendo registrar el correspondiente deterioro en la cuenta de resultados».

PlaZa posee un préstamo sindicado con varias entidades financieras por valor de 109,47 millones de euros, que a partir de octubre de 2014 deberá hacer amortizaciones trimestrales de igual importe hasta la cancelación de la deuda, prevista en 2020.