Plaza inicia los tramites para su ampliación.

 

 

 

 

 

 

 

La dirección de PlaZa ha denunciado un desfase de 17,8 millones de euros en la ejecución de 128 naves encargadas en 2005 a Codesport, la empresa matriz del grupo constructor de Agapito Iglesias, presidente del Real Zaragoza.

La denuncia, formulada contra Ricardo García Becerril, exgerente de PlaZa, se centra en unos hechos que la actual dirección de la plataforma considera que podrían ser constitutivos, de forma indiciaria, de un delito societario de administración desleal y de otro de malversación de caudales públicos. 

La denuncia pone en conocimiento del juzgado de instrucción de Zaragoza que el contrato de proyecto y obra bajo la modalidad «llave en mano» de las naves se suscribió con Codesport por 14.523.227,70, tras el procedimiento de licitación, a pesar de lo cual llegaron a abonarse 33.605.249,10 euros.

Según la denuncia, el contrato, al ser «llave en mano», no podía haber sufrido una revisión de precios, mientras que los pagarés se emitieron sin conocimiento, ni autorización del Consejo de Administración.

La mayor superficie construida respecto de la ofertada podría llegar a justificar la liquidación de la obra por 18.148.020,53 euros; no obstante, la suma de los importes de las certificaciones ordinarias emitidas superaron los 22 millones de euros. A esa cifra se añadieron posteriormente otros pagos adicionales hasta alcanzar los más de 33 millones de euros.

La denuncia se produce después de que la actual dirección de PlaZa, que tomó posesión en verano del 2011, detectara este desfase y encargara un informe pericial que se trasladó a los servicios jurídicos, que consideraron que podría ser constitutivo de delito.

Se trata del tercer asunto que está en los juzgados y que afecta a la gestión de PlaZa en el período 2002-2011.