Podemos Asturies, personado en la acusación popular de la causa abierta por la Audiencia Nacional para investigar supuestas irregularidades en las obras de ampliación de El Musel, en el puerto de Gijón, solicitará la declaración, en principio como testigo, del senador socialista Antonio Trevín.

El parlamentario era delegado del Gobierno, y máximo responsable de la Guardia Civil, cuando las patronales del transporte, Asetra y Cesintra, denunciaron ante este organismo las presuntas ilegalidades en la obra, por lo que desde el partido político solicitarán que explique «por qué no se intervino ni se inspeccionaron estas actuaciones denunciadas».

Entre las denuncias presentadas por las patronales, cabe destacar que desde Cesintra llegaron a afirmar en su día que «no hubo ninguna ninguna inspección de transporte», según indican desde Podemos.

Por otro lado, desde el partido político también han mostrado su satisfacción por las imputaciones de Fernando Menéndez Rexach, expresidente de la Autoridad Portuaria de Gijón, y José Luis Díaz Rato, expresidente del puerto, como habían solicitado, así como por la declaración como testigos de nueve responsables de la empresa Dique Torres, que también planteaba su acusación popular.

No obstante, también se han referido a las «responsabilidades políticas» que se deberían determinar ante esta situación, entre los miembros del Consejo de Administración de la Autoridad Portuaria por aquel entonces, por lo que han dejado la puerta abierta a nuevas imputaciones tras criticar «la orgía de derroche» en la que se convirtió la obra de El Musel.