Desde el comienzo de las medidas de confinamiento y la instauración del estado de alarma, los puertos de Almería y Carboneras mantienen su actividad, con el fin de seguir garantizando el abastecimiento de bienes de primera necesidad a la población.

En este sentido, durante el primer mes de aplicación del estado de alarma, más de 70 buques mercantes y ferries han operado en ambos enclaves.

Así pues, en las dos dársenas han embarcado, a lo largo de este período productos como pescado, biodiesel y contenedores con mercancía variada, así como graneles y tubos de hierro, con destinos tanto nacionales, como Cartagena, Algeciras y Tarragona, como extranjeros, como Marruecos, Reino Unido, Canadá, Irlanda, Lagos, Camerún, Dinamarca y Finlandia.

Por otra parte, en los puertos de Almería y Carboneras se han descargado buques procedentes de países como Finlandia y Noruega con bobinas de papel y nitrato cálcico, de Turquía, con bobinas de hierro, de Italia, con escoria a granel, así como con ácido fosfórico procedente de Marruecos.

De igual modo, también se mantiene la carga y descarga de buques portacontenedores, que transportan productos para la industria auxiliar de la agricultura, como papel, plásticos, fertilizantes, sistemas de riego y sustratos, así como conservas agroalimentarias.

Adicionalmente, el puerto de Almería también mantiene operativo el tráfico regular de ferries con el norte de África, hasta rozar las 40 operaciones de transporte de mercancía ro-ro.

En el movimiento de carga rodada, el enclave almeriense realiza con el puerto marroquí de Nador transporte con camiones con conductor, mientras que con el argelino de Orán sólo se mueven plataformas de camiones  sin conductor y con el de Melilla, camiones con conductor, así como el transporte excepcional de pasajeros para personas autorizadas por la Delegación del Gobierno en Andalucía.