El sistema de peajes portugués afecta negativamente al transporte gallego.

El ayuntamiento de Ayamonte busca nuevas fórmulas que no perjudiquen a los españoles.

La administración portuguesa ha reducido un 15% la tarifa del peaje en la A-22, conocida como ‘vía do Infante‘, cinco años después de que se aprobara el peaje y tras numerosas protestas a ambos lados de la frontera.

Según la orden ministerial, que ha entrado en vigor este lunes 1 de agosto, habrá una reducción del precio habitual entre las 8:00 y las 20:00 horas, y de un 30% por la noche. Se amplían, además, los descuentos ya existentes para vehículos pesados y de mercancías.

El puesto está situado poco despúes del puente internacional de Ayamonte, en Huelva, por lo que tiene una repercusión directa sobre los españoles que cruzan la frontera. De hecho, el consistorio onubense ha anunciado que buscará un cambio en el sistema de pago que beneficie a los españoles.

En el ayuntamiento de la localidad consideran que este peaje ha sido «especialmente perjudicial» para los españoles que quieren visitar Portugal. De hecho, han iniciado contactos con los mandatarios de las localidades de Castro Marim y Vila Real de Santo Antonio para reunirse con representantes del gobierno portugués e intentar buscar otras fórmulas.

En cuanto a la reciente reducción del precio, aseguran que es necesario esperar para ver qué tipo de efectos puede tener sobre la circulación.