AP-68 a su paso por Guipúzcoa.

Las Juntas Generales de Vizcaya aprobaron el pasado jueves 5 de diciembre la Ley de modificación del Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF), conforme a la propuesta consensuada por las tres diputaciones forales  de Vizcaya, Alava y Guipúzcoa, de establecimiento del nuevo régimen de tributación de este impuesto.

A esta iniciativa se ha sumado también Alava, que elimina el régimen de módulos para la determinación de los rendimientos de actividades económicas en todas las actividades económicas para 2014.

En esta situación, la diputada Foral de la Hacienda guipuzcoana, Helena Franco, ha remitido un comunicado a representantes de distintos sectores económicos y asociativos,  advirtiendo de que si la propuesta fiscal pactada por varios partidos políticos saliera adelante, como ya ha sucedido en las provincias de Alava y Vizcaya, entonces «el sistema de tributación por módulos en IRPF corre el riesgo de que se suprima para 2014 también en Guipúzcoa«.

El resultado está pendiente del acuerdo al que se llegue en las Juntas Generales al respecto, en el próximo pleno.

La supresión del régimen de módulos en el País Vasco afectará a los más de 4.300 transportistas autónomos residentes en la comunidad autónoma, que suponen aproximadamente el 70% de las empresas de transporte de dicha región.

Mientras tanto, en Navarra, en la última sesión del Parlamento se ha aprobado la supresión del céntimo sanitario, al tiempo que se ha dado luz verde a que se mantenga la tributación por módulos, dada la “significativa disminución” detectada en el consumo de carburantes, en el tiempo en que ha estado en vigor la medida, motivo por el que han procedido a la eliminación del tramo autonómico del impuesto a partir del 1 de enero de 2014.