Contenedores en puerto

Las navieras han registrado resultados muy positivos en el tercer trimestre, destacando el caso de Hapag-Lloyd y Maersk.

Las tasas de los contratos a largo plazo en el transporte marítimo han roto su tendencia a la baja en el mes de noviembre, con un pequeño incremento del 0,9% que le ha llevado hasta los 111,54 puntos. Se sitúa, por tanto, un 4% por debajo del nivel de hace un año y un 3% por encima del registrado a principios de 2019.

El mercado sigue siendo imprevisible, por lo que es importante para todas las partes mantenerse al tanto de los últimos avances en cuanto a tecnologías inteligentes para poder sacar partido de las negociaciones contractuales. En este sentido, las navieras han registrado resultados muy positivos en el tercer trimestre, destacando el caso de Hapag-Lloyd y Maersk.

Europa, Asia y Estados Unidos

Por mercados, las importaciones europeas han crecido un 0,2% y las exportaciones, un 0,6%, gracias a que un borrador de la Comisión Europa sugiere que se extenderá hasta 2024 el acuerdo que permite a los operadores participar en alianzas con una cuota de mercado de hasta el 30% en los intercambios comunitarios.

Las importaciones en el Lejano Oriente se han incrementado un 1,2%, aunque siguen un 16,5% por debajo del nivel de 2018. Por su parte, las exportaciones han repuntado un 0,5%, manteniendo la tendencia ascendente iniciada en el mes de abril, lo que supone un crecimiento total en estos meses del 27,3%. Mientras, las exportaciones han crecido un 1,5% en noviembre.

Por otro lado, las importaciones en Estados Unidos han aumentado un 1,4% hasta los 123,47 puntos, lo que representa un ascenso del 27,3%. No obstante, la guerra comercial iniciada con China amenaza con llevar al primer año de descenso en los volúmenes transpacíficos desde la crisis económica del año 2009.