Durante el pasado mes de enero, los puertos de Almería y Carboneras registraron un tráfico total de 433.714 toneladas de mercancías, registro que supone un incremento del 62,7% en comparación con el mismo mes del año pasado.

Este importante incremento del tráfico portuario de ambos enclaves se debe, principalmente, a la reactivación puntual de la central térmica de Endesa, de Carboneras, para la que se ha realizado durante el primer mes del ejercicio una importación de 106.348 toneladas de carbón, un 1.655% más que hace un año.

Así pues, con la reanudación de la importación de carbón en enero, el tráfico de granel sólidos superó las 324.000 toneladas, un 105,4% más que hace un año, impusado también por el movimiento de yeso, que ha registrado una subida de un 82,2%, y de sal común, que se ha elevado un 253,2%, mientras que, por contra, han retrocedido los tráficos de cemento, abonos y mármol.

Por su parte, la mercancía general presenta un descenso anual de un 4%, con un volumen mensual de 95.517 toneladas, tendencia que se debe principalmente a los productos siderúrgicos, frutas y hortalizas, papel, y plataformas de camiones de carga, pese a que en enero se han elevado los tráficos de abonos, productos químicos y productos agroalimentarios.

Por puertos, el de Almería registró en enero un tráfico de casi 195.000 toneladas de mercancías, un 31,1% anual más, debido principalmente a la exportación de yeso, mientras que el puerto de Carboneras ha elevado un 102,5% el tráfico, con casi 239.000 toneladas mensuaes, merced a la importación de carbón y la exportación de yeso.