La RX 70 de Still recupera energía durante el frenado.

El «Premio Federal Ecodesign» reconoce a las empresas que han diseñado productos específicos para evitar cualquier efecto que pudiera dañar al medio ambiente.

La responsabilidad ecológica es un componente básico de nuestro objetivo corporativo  y engloba los procesos de producción, y uso de los fabricados así como el reciclado de los mismos» ha comentado Matthias Klug, director de Comunicaciones Corporativas de la compañía

Y de hecho, la RX 70 Hybrid de Still es un ejemplo de primera magnitud de una filosofía de producto ecológicamente responsable. La carretilla está equipada con un sistema de translación diesel-eléctrico y se mueve a través de la energía procedente de un depósito de combustible así como de la generada por un sistema de acumulación de energía eléctrica.

Estos capacitores, denominados «Ultracaps» son capaces de almacenar una gran cantidad de energía generada durante el frenado y que se libera siempre que se necesita. Esto reduce  la utilización del motor de combustión que a su vez consume menos carburante y reduce significativamente las emisiones de CO², hasta en un 20%, por lo que la RX 70 de Still es la carretilla la más económica de su categoría.

Los procesos de fabricación ecológicos, el programa de ahorro de energía Blue-Q que está disponible de serie en todas las carretillas contrapesadas de Still así como el hecho de que el 95% de los materiales utilizados en la RX 70 Hybrid se pueden reciclar, redondean el concepto de producto con orientación de futuro de la premiada carretilla.

El galardón Federal Ecodesign se otorga en tres categorías de “Producto”, “Concepto” y “Jóvenes Talentos”. Un elenco de renombrados expertos en diseño y ecología ha elegido a los ganadores de las diferentes categorías entre un total de 140 nominaciones.