Almacén frigo

La ocupación de las instalaciones frigoríficas españolas alcanza el 88%.

El encarecimiento energético que se ha producido de forma generalizada en la Unión Europea a consecuencia de las políticas públicas de descarbonización ha llevado al sector del almacenamiento frigorífico a abandonar algunas fuentes energéticas.

Así se ha puesto de manifiesto durante la última cumbre de la Asociación Europea de Almacenaje Frigorífico y Logística, ECSLA, celebrada en la sede de la patronal española, Aldefe. Entre los temas tratados, también destaca la tendencia a la concentración en las empresas del sector, lo que supone que haya menos operadores efectivos a la hora de elegir suministrador de servicios.

En otro orden de cosas, se ha analizado la creciente preocupación por las consecuencias del Brexit, que ha llevado a los Países Bajos a solicitar la ampliación inmediata de los Puestos de Inspección Fronteriza en el puerto de Rotterdam.

Ambos países se sitúan, junto a Francia y Alemania, entre los que cuenta con un mayor índice de ocupación de sus instalaciones frigoríficas, dato que en España se sitúa en el 88%. En el caso de Reino Unido, se está produciendo una acumulación de existencias de productos congelados ante  las posibles variaciones en el flujo de mercancías,.

Por su parte, en los Países Bajos existe un gran volumen de almacenaje ligado a la actividad del puerto de Rotterdam y en Alemania se ha producido un crecimiento sostenido por el aumento del consumo de productos congelados en los últimos cuatro ejercicios. En cuanto a Francia, la exportación de carne de cerdo a China ha sido clave para mantener su índice de ocupación.

Además, se ha recordado la participación de ECSLA en ciertos proyectos comunitarios, sobre todo vinculados a la captación de datos y la estructura del mercado del almacenamiento frigorífico y sus costes.