Autopistas carretera inteligente

El objetivo del proyecto es asegurar la coexistencia entre vehículos autónomos y convencionales

Autopistas, compañía del grupo Abertis, participa en el proyecto europeo de I+D INFRAMIX, ‘Road Infrastructure ready for mixed vehicle traffic flows’, que preparará la infraestructura vial del futuro para dar apoyo a la coexistencia de vehículos convencionales y autónomos, que cuenta con una subvención europea de más de 4,5 millones de euros.

Se trata de una iniciativa multidisciplinar en la que participan 11 empresas e instituciones europeas del sector automovilístico y vial, que trabajan compartiendo y analizando las actividades y expectativas relativas a la preparación de las autopistas para la coexistencia de tráfico mixto.

Mientras todas las iniciativas de conducción autónoma se centran en los vehículos y los conductores, este proyecto tiene el foco en la búsqueda de soluciones para diseñar, tanto en simulaciones como en real, elementos físicos y digitales de la infraestructura vial.

El objetivo es crear un modelo de autopista que permita un tráfico ininterrumpido, predecible, seguro y eficiente a través de una infraestructura vial híbrida, capaz de gestionar el período de transición de vehículos y que sirva también de base para los sistemas de transporte autónomo del futuro.

Las bases del proyecto INFRAMIX

El proyecto trata de anticipar el flujo de tráfico mixto para estudiar el efecto de la implantación de vehículos autónomos, para más adelante intercalar pruebas reales en condiciones virtuales simulando tráfico complejo.

Para poder llevar todo esto acabo, se estudiarán también las adaptaciones necesarias en las vías, intentando que estas sean mínimas y asequibles, un nuevo sistema de información para vehículos de parte del operador de la carretera, así como un plan de clasificación de infraestructuras que indique las capacidades de cada vía.

Por su parte, Autopistas liderará la definición de nuevos tipos de señales y otros elementos físicos, contribuirá a especificar nuevos protocolos de seguridad y supervisará los nuevos modelos de negocio y las actividades de explotación que puedan surgir a partir de los resultados del proyecto

Las primeras pruebas en real en España, se realizarán en un tramo de 20km de la AP-7 a la altura de Gerona. Se contemplan tres escenarios para asegurar la eficiencia y seguridad, asignación dinámica de carril, zonas de obra y cuellos de botella.