CNH Industrial y Fiat Chrysler Automobiles serán los encargados de llevar el primer vehículo propulsado por Gas Natural Compromido (GNC) a Israel, enmarcado en la colaboración entre ambas sociedades y la iniciativa del gobierno israelí ‘Fuel Choices Initiative’ (IFCI).

Se trata de un Stralis 4×2 propulsado por un motor Cursor 8 Euro 6 alimentado por GNC, que se entregará a Fridenson Group, empresa que cuenta con una flota de más de 140 camiones y remolques, que prevé utilizarlo en un programa piloto que confirma su compromiso con la protección del medioambiente.

El proyecto IFCI busca reducir la dependencia del petróleo en el sector del transporte y promueve el desarrollo de combustibles alternativos. El memorando de entendimiento firmado por el gobierno israelí con varios fabricantes recoge la cooperación de los mismos en materia de investigación, desarrollo e implantación del gas natural en el transporte.

Ventajas del gas natural como combustible

El gas natural tiene múltiples ventajas, tanto en la sostenibilidad medioambiental como para la rentabilidad de los operadores. En cuanto a emisiones, el gas natural es un combustible limpio, con unas bajas emisiones de partículas, en concreto un 95% menos que un diésel, y de NOx, el 35% menos. Por otra parte, el GNC consigue reducir las emisiones de CO2 del vehículo desde un 10% hasta un 100% si se utiliza biometano.

En términos de rentabilidad, el ahorro global en los costes totales de explotación puede llegar hasta un 10%. Además, el menor precio del gas natural frente al diésel supone más rentabilidad porque puede reducir hasta un 40% el gasto en combustible.