Por primera vez desde su lanzamiento el pasado mes de septiembre, el microsatélite ESAIL para el seguimiento de barcos en el mar ha procesado 57.000 mensajes en sus primeras 24 horas de funcionamiento, utilizando algoritmos avanzados de procesamiento a bordo.

A partir de esos registros, el equipo en órbita terrestre fruto de la colaboración espacial europea y canadiense ha dibujado una fotografía a tiempo real del tráfico marítimo internacional en la que se pueden observar claramente cómo funcionan los flujos internacionales de transporte de mercancías por mar.

El trabajo aprovecha los mensajes por radio que emiten los buques en alta mar para ganar precisión en el mapeo del movimiento de los navíos con lo que se mejora la navegación en las principales rutas transcontinentales.

En este sentido, el satélite está pensado para aportar mayor seguridad en la navegación marítima, al permitir que la industria, las autoridades marítimas y los gobiernos controlen las pesquerías, gestionen las flotas, protejan el medio ambiente y controlen la seguridad.

El microsatélite ESAIL realiza un seguimiento de los barcos en todo el mundo mediante la detección de mensajes que los barcos emiten por radio con sus sistemas de identificación automática, lo que les permite ser identificados incluso cuando están lejos de las estaciones de seguimiento costeras.

El equipo espacial fue construido por LuxSpace en el marco de un proyecto de asociación de la Agencia Espacial Europea con el operador canadiense exactEarth.