Primera operativa de descarga de combustible en la nueva terminal del puerto de Malaga

La terminal, a nivel marítimo, ofrece su servicio los 365 días del año, 24 horas al día.

El buque petrolero ‘MT-Cape Beale’, de 180 metros de eslora y 40.000 m³ de capacidad, ha hecho escala en el puerto de Málaga para descargar, por primera vez, diesel de automoción en la nueva terminal de productos petroliferitos de Oil Distribution Terminals, situada en el Muelle 9.

De este modo, se pone en funcionamiento la planta de tratamiento y almacenamiento de hidrocarburos, que cuenta con un volumen de almacenamiento de 40.000 m³ de capacidad y unas instalaciones que se extienden en una parcela de 15.127 m².

La novedosa operativa en el puerto de Málaga permitirá abastecer a las terminales de Málaga y las provincias vecinas que, de forma inmediata, contarán con un suministro directo por vía marítima. Hasta la fecha, esta actividad se venía realizando a través de  tubería por vía terrestre, con el consecuente coste y huella de carbono.

Operativa de descarga

Una vez finalizado el atraque, se han activado los procedimientos reglamentados y los documentos de interfaces. Posteriormente, se ha efectuado una toma de muestras, las cuales han sido enviadas al laboratorio Inspectorate-Bureau Veritas para la verificación de la calidad previa a la descarga.

Después de iniciarse la descarga, el plan de actuación prevé un tiempo de 44 horas para realizar la operativa, concluyendo a las 16.00 de este viernes 11 de diciembre.

Nueva terminal de combustible

Esta instalación en el puerto de Málaga ha contado con una inversión final de diez millones de euros, habiendo recibido el apoyo de la Junta de Andalucía a través de la Agencia IDEA, por un importe cercano a los tres millones de euros, así como de la Autoridad Portuaria y el Ayuntamiento de la capital, con el objetivo de proveer a Málaga y su puerto de un combustible competitivo para el uso privado, el transporte y la industria.

La terminal, a nivel marítimo, ofrece su servicio los 365 días del año, 24 horas al día, por lo que durante la descarga sus 21 empleados trabajarán en tres turnos diferentes.