Lentamente, pero de manera inexorable, el comercio electrónico va llegando al sector de la alimentación y, consecuentemente, también a los perecederos, en un movimiento lógico y similar al que ya se desarrolla desde hace tiempo en otros países de nuestro entorno.

La empresa barcelonesa Kuvut ha instalado consignas refrigeradas en las estaciones de Cuatro Caminos y Nuevos Ministerios del Metro de Madrid, con el fin de que sus usuarios puedan recoger productos como yogures, pizzas o platos que requieran conservación en frío o congelado, así como de la compra en supermercados, sin que se rompa la cadena de frío.

La aplicación móvil de Kuvut y las consignas inteligentes diseñadas por FrigiKern, una empresa constituida por Pudo International AG y Frigicoll, permitirán la recogida de compras on-line de alimentación, de tal modo que cada usuario recibe en su teléfono móvil un código de desbloqueo a través de una ‘app’ poder acceder a la compra.

Las taquillas disponen tres rangos de temperatura: ambiente, fresco y congelado. En un principio se han instalado en las estaciones de Nuevos Ministerios y Cuatro Caminos servirán para que los usuarios que puedan recoger sus productos a su paso por la estación.